Chalets individuales en la Moraleja


Descripción del Proyecto

Estos jardines están desarrollados en un entorno maravilloso de Encinas y zonas verdes. Se intenta mimetizar con el entorno, haciendo de cada zona del jardín una estación, provocando que nuestras miradas se vayan, a distintas zonas por su entorno cromático y resultado visual según época del año.
Están constituidos en diferentes ambientes, zonas y alturas, intentando separar las zonas de estar, de los jardines privados mediante unos setos de Laureles y bosquecillos de Quercus Ilex (Encinas), incluso plantas mediterráneas (tipo Retamas, Cithisus, Jara etc.), creando mediantes esta composición, un estilo mediterráneo y del interior de la meseta Castellana.
En la zona de piscina, hemos realizado una llamativa contención con piedra de granito decorativa, planta vivaz y de flor, con luminosos colores para recrear la estancia de la época estival.
En algunas estancias se han creado unos taludes naturales y para su uso y comodidad aparte de decorativo, utilizando traviesas ecológicas y rocas de musgo, facilitando los paseos por el jardín mediante unas escaleras compuestas en los desniveles del terreno, todo ello integrado con los colores de la edificación.
Las distancias entre las estancias y zonas de servicio, las hemos protegido con pasos de piedra artificial, imitando a la piedra anteriormente mencionada de granito, para que las praderas no sufran el deterioro de las pisadas y su caminar sea más agradable.
Para reducir el consumo de agua, hemos creado unas zonas de arbusto mediterráneo (Maquia), con Mirtos, Pistacea y Myrsine Africana, separándolos de las zonas de pradera con unas laminas metálicas, formando dunas y curvas para suavizar la agradable vista del jardín.